Senda de la PIEDRA Y EL AGUA

Distancia: 8,5 km.
Dificultad: Baja

Comenzaremos la senda en Barrantes, una pequeña villa famosa por celebrar anualmente la Fiesta del Vino Tinto (no olvides pedir, mejor al final de la ruta, una "cunca" de este vino en cualquier bar o taberna del pueblo).

La ruta comienza en la rotonda de Barrantes de la vía rápida del Salnés, junto al río Armenteira, el cual prácticamente no perderemos de vista durante toda la ruta.

Siguiendo el río tendremos la oportunidad de ver antiguos molinos, utilizados antiguamente para moler el maíz, muchos de ellos restaurados hoy en día.

Al poco llegaremos a la Aldea Labrega, interesante enclave en el que, mediante esculturas de piedra, podremos contemplar recreaciones de edificios de épocas anteriores así como escenas costumbristas de la Galicia rural.

Siguiendo el río llegaremos a la parroquia de Armenteira, donde termina la ruta y podremos visitar el Monasterio de Armenteira. Se trata de un austero pero no por ello menos impresionante edificio del siglo XII. También podremos visitar la Capilla de Mosteiro, de estilo románico y mismo siglo.

Una buena forma de terminar la ruta es aproximarnos al monte Castrove sobre cuya ladera se enclava el monasterio y donde existen vestigios de yacimientos arqueológicos y restos celtas.